Tres entrenamientos para corredores ocupados

Muchas veces la mayoría de las personas tienen muy poco tiempo para salir a correr.

Tanto es así que apenas logran mantenerse en forma, y no encuentran la manera de volverse más veloces o quemar un poco más de calorías. Pero aunque parezca difícil, es posible lograr los objetivos empleando sólo algunos minutos. Para eso, claro, es necesario saber algunos secretos de entrenamiento.

En 15 minutos. Si se dispone sólo de lapso hay que manejarse de la siguiente manera: durante diez minutos alternar segmentos de 15 a 60 segundos corriendo, con descansos de 30 a 60 segundos andando. Empezar cada bloque corriendo a un ritmo fácil y acelerar gradualmente a un ritmo más rápido. Durante los cinco últimos minutos, alternar de diez a 30 segundos corriendo a un ritmo más rápido aún, y recuperar de 30 a 60 segundos andando. Clave: incrementar el ritmo siempre de a poco para no lesionarse.

En 30 minutos: empezar con cuatro minutos alternando de 30 a 60 segundos de carrera lenta con 30 segundos descansando andando. A continuación,  pasar diez minutos corriendo durante uno o dos minutos, caminar entre 30 y 60 segundos y, luego, correr otra vez. Al correr, empezar a un ritmo muy tranquilo y aumentar la velocidad de a poco. Caminar durante un minuto. Luego, durante diez minutos, acelerar suavemente de cinco a 15 segundos, volver de nuevo a un trote de diez a 15 segundos, caminar durante 30 segundos y repetir. Terminar corriendo cuatro veces un minuto en repeticiones (caminando 20 segundos entre cada uno), y aumentar gradualmente la velocidad en cada uno.

En 45 minutos: intentar correr una fracción en negativo, y completar el resto a una velocidad mayor. Elegir un circuito que permita correr en una dirección durante unos 25 minutos con poca o ninguna interrupción por el tráfico. Alternar correr y caminar. Después de esos 25 minutos, dar la vuelta y aumentar el ritmo gradual y progresivamente. El objetivo es llegar al punto de partida en 45 minutos o antes. Seguir caminando en los descansos cuando sea necesario, pero tratar de extender la longitud de algunos de los segmentos corriendo.

Te puede interesar

¿Qué es un IRONMAN?

Se la considera como la prueba más dura del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *