Molina, el ganador menos pensado

El entrerriano no cuenta con apoyo y pudo viajar gracias a changas.

Con atletas olímpicos y muchos favoritos entre los competidores, el entrerriano Julián Molina sorprendió y se quedó con el campeonato nacional de Medio Maratón.

Aventajando por pocos segundos al prometedor Eulalio Muñoz y al histórico Mariano Mastromarino, Molina cruzó la meta en 1h04m18s, apenas 4 y 6 segundos delante de sus perseguidores.

Emocionado tras cruzar la meta y en medio de sus lágrimas, el corredor reconoció que debió “hacer changas” para poder venir a Buenos Aires, ya que “no tenía un peso” y se encuentra sin trabajo.

Vendiendo empanadas junto con su novia, Julián pudo reunir los fondos y llegó el viernes a Buenos Aires “para estar más descansado”.

Ahora, con todos los flashes encima, espera poder conseguir un sponsor que le ayude a solventar su preparación y poder dedicarse de lleno.

Foto Fer Cicutti

 

Te puede interesar

Descalificado por no usar la remera oficial

Fede Bruno se impuso en Santiago del Estero, pero quedó fuera del podio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *