Sin finishers en la carrera más complicada del mundo

La Barkley Marathons comprende 160 kilómetros, con 20 mil metros de desnivel.

La Barkley Marathons es la prueba más compleja del mundo. El mejor reflejo de ello es saber que en el 2018 no hubo finishers. Iniciada en 1986, sólo 40 corredores pueden jactarse de haberla terminado.

La prueba comprende 100 millas, dividida en cinco vueltas de 20, en Tenesse, Estados Unidos.

Esta carrera tiene una particularidad. No se sabe cuando comienza. Los competidores son convocados al escuchar un toque de corneta. Y una hora después, cuando el organizador (Lazarus) enciende su cigarrillo, empieza todo.

El circuito comprende 20 mil metros de desnivel acumulado y 60 horas para completar un recorrido que no está marcado.

La prueba está inspirada en la historia de James Ray, el asesino de Martin Luther King, que en su ruta de fuga de la prisión de Brushy Mountain sólo logró recorrer unas ocho millas en casi dos días y medio.

La historia sirvió para inspirar la creación de esta carrera.

Te puede interesar

¿Qué es un IRONMAN?

Se la considera como la prueba más dura del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *