Correr en sandalías, un ritual casi olvidado

5aa6fdceb33757bb5dbe1dfb

En el Desafío del Volcán Copahue un corredor donó su mítico calzado.

Se suele decir que no hay nada más fácil que correr. Cualquiera tiene un par de zapatillas y un short para salir a hacer running. Pero en algunas culturas, las zapatillas son reemplazadas por sandalías.

En México es normal ver a los tarahumaras o rarámuris correr y ganar pruebas de esa manera. Pero en la Argentina también sucede, como es el caso de Juan Millaín, integrante de la Comunidad Mapuche Marichiweu.

En las primeras dos ediciones de la carrera del Desafío del Volcán Copahue en los años 2000 y 2001, Juan compitió con sus sandalías, un hecho que lo distinguió del resto de los corredores.

Este fin de semana, el propio corredor se acercó a la prueba y donó sus sandalias hechas de cuero de chivo para el Museo de Corredores de Patagonia Eventos, siendo recibidas por Diego Zarba.

Te puede interesar

Adidas apuesta a una línea exclusiva para las mujeres

La marca de las tres tiras lanzó la línea Statement Collection.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *