Las ventajas del aquarunning

aquarunning-660x300

Evita impactos, y al mismo tiempo, brinda resistencia para entrenar con intensidad. Es utilizado por muchos corredores para la recuperación de lesiones y también como complemento a las sesiones de entrenamiento. Enterate en este artículo cómo se practica.

Correr sobre superficies duras nos expone a diferentes lesiones, a causa de lo que sufren nuestras articulaciones. En cambio, ejercitarnos en el agua es muy beneficioso, porque evitamos los impactos y, al mismo tiempo, nos ofrece una resistencia al movimiento que nos permite mantener un nivel de intensidad adecuado.

Es por eso que el “aquarunning” es utilizado por muchos corredores para la recuperación de lesiones y también como complemento a las sesiones de entrenamiento. Lo único que necesitamos es un flotador abdominal para mantener la alineación de la columna y evitar además tocar con los pies en el fondo de la piscina.

El movernos en el agua también nos permitirá trabajar por igual el tren inferior y el superior. Y el consumo calórico se incrementa al sumar la resistencia que el agua nos ofrece. También hay que saber que las pulsaciones en el agua son las equivalentes a cinco ppm menos que en el asfalto.

Por último, se debe tener en cuenta que en el agua podemos hacer las mismas series que en el asfalto. La velocidad variará, pero el tiempo y la intensidad deben ser la misma. Y como resumen se puede decir que la hidrogravidez, la intensidad del ejercicio y la presión hidrostática del agua en todas sus direcciones convierte al medio acuático en un gimnasio tridimensional, donde se puede practicar la carrera de manera adecuada y saludable.

Te puede interesar

¿Qué es un IRONMAN?

Se la considera como la prueba más dura del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *