Beneficios de correr por la noche

H1WK17ECXx_930x525

Enterate de 10 ventajas del horario noctuno.

Tal vez hayas oído que las sesiones de ejercicios por la tarde o por la noche podrían provocar insomnio y que, al parecer, te hacen menos constante a la hora de llevar una rutina de ejercicios.

No obstante, algunas personas hacen ejercicio en esos horarios debido a que es el único momento que tienen en su agenda para hacerlo, sin darse cuenta de los posibles beneficios que esto puede conllevar.

En este sentido, si sos de esas personas que por naturaleza tiene más energía para ejecutar sesiones de ejercicios por las noches ,o sencillamente estás pensando en ejecutar una rutina de entrenamiento y aún no has definido cuál es el mejor momento, debés conocer las sorprendentes razones para decidirte por ejecutarlas durante la noche.

1. No tenés que luchar contra las aglomeración
Por lo general, la mayoría de los deportistas ejecutan sus rutinas de entrenamiento por las mañanas. Es por ello que ejercitarte por las noches conlleva la ventaja de conseguir el gimnasio o el espacio de entrenamiento más despejado.

Esto significa que podés llenar una botella extra de agua y acceder con más facilidad a las toallas y cinta de correr de tu club. Además, es el momento perfecto para establecer entrenamientos de circuito que requieren de 15 aparatos separados.

2. Las reglas de uso del gimnasio son más flexibles
¿Quieres usar máquinas para hacer cardio durante más de 30 minutos? ¿o tal vez probar algunos de los equipos de entrenamiento personal?

3. Es posible activar una clase aburrida
Podés ejecutar clases colectivas más divertidas de vez en cuando. Esto será más probable que ocurra un viernes por la noche que un sábado por la mañana, donde es posible que el ambiente sea más festivo.

4. Podés entrenar más duro durante más tiempo
Algunas investigaciones se centran en que el tiempo de entrenamiento depende de tu estado mental. Sin embargo, algunas investigaciones establecen que el cuerpo puede estar más preparado para el ejercicio al final del día, además de comprobar de que existe una mejor captación y utilización del oxígeno en horas de la noche. Ésto significa que puedes hacer tu entrenamiento más complejo, mejor, fuerte y rápido.

5. Experimentás la libertad de las carreras nocturnas
Los deportistas nocturnos también tienen opciones de hacer ejercicio al aire libre. Esto resulta particularmente beneficioso cuando ejecutas una carrera en verano, debido a que las temperaturas son más suaves. No obstante, debes mantenerte al tanto de todo lo que acontece a tu alrededor.

6. Te permite ser más social
Por lo general, las personas que se ejercitan por las mañanas no son muy conversadoras, debido a que tienen un tiempo muy limitado por razones laborales o académicas. Sencillamente no hay momento para comparar a los instructores u opinar sobre el rendimiento de alguien.

Los deportistas, en cambio, a menudo hacen del gimnasio un lugar más ameno para conversar. Entre esa multitud alegre, es más fácil encontrar compañeros de entrenamiento y compartir risas durante una clase agotadora.

7. Podés dejar salir las frustraciones de un día duro
Todo las personas tenemos momentos difíciles debido a las presiones del trabajo, de la familia, de amigos o, simplemente por un tráfico congestionado. Una de las ventajas de entrenar por la noche es que te ayudará a lidiar de forma positiva con todo lo que te genera estrés; de esta manera evitarás trasladar toda la ira y el mal humor de tu día a la cama al momento de descansar.

8. Eliminás el estrés
No todos los entrenamientos tienen que representar momentos de mucho sudor. Por ejemplo una clase de yoga por la noche puede ser exactamente lo que necesitas para dejar de lado el estrés del día. Esto también puede relajarte y desconectarte por un momento de tu entorno agobiador en el caso de que los entrenamientos más intensos no te resulten apropiados para descansar después.

9. Dormís mejor
Algunos estudios han encontrado que hacer ejercicio cerca de una hora de ir dormir puede hacer que sea difícil conciliar el sueño. Sin embargo, un estudio halló que las personas que entrenaban con pesas por la tarde lograron una mayor calidad y duración del sueño comparadas con aquellas que realizaron el mismo entrenamiento en la mañana.

Por lo tanto, a pesar de que es posible que al principio se dificulte conciliar el sueño, a la larga podrás dormir mejor.

10. Te permite pedir ayuda
A todos nos gusta pensar que somos dueños del gimnasio y que conocemos todos los detalles para ejecutar con éxito cada ejercicio. Esa atmósfera nocturna más relajada hace que los entrenadores personales dispongan de más tiempo para responder a tus preguntas.

Te puede interesar

¿Qué es un IRONMAN?

Se la considera como la prueba más dura del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *