Trucos para que te sientas saciado

A menudo, los atletas tenemos buen apetito, y uno de los principales problemas con los que nos encontramos, cuando entrenamos menos, es que ganamos peso.

Muy seguido tenemos problemas para saciar nuestro apetito, y este problema, a menudo, se acentúa más a medida que acumulamos más kilómetros, o bien cuando no entrenamos, por el motivo que sea, y no “quemamos” tantas calorías. Si tienes ganas de comer entre horas, si nunca te sientes “lleno” en la mesa o si tienes antojos dulces… Aquí te damos algunos consejos:

– Habitualmente, los alimentos de poca densidad energética tienen una ventaja: sacian nuestro apetito aportando menos calorías. En este sentido encontramos las frutas, la verdura y las sopas. Todos ellos son tus aliados.

– Los alimentos ricos en fibra “hinchan” más el estómago. Por lo tanto, te aconsejamos que optes por alimentos integrales y, de nuevo, por la fruta o la verdura.

– Los alimentos ricos en proteínas, como puedan serlo las carnes magras, los pescados y los frutos secos, hacen que te sientas saciado durante más tiempo.

– En vez de comer papas fritas o chocolate, alimentate de almendras, por ejemplo…

– Desayuna yogur con muesli y frutos secos. Es una combinación realmente saciante…

– Aumentá el tamaño de la verdura en tus platos, y agregá más lechuga a tus sandwiches. También puedes pedir ensalada para acompañar tus guarniciones.

– Tomá un vaso o dos de agua antes de comer.

– Los alimentos calientes “llenan” más que los fríos, ya que dilatan más las paredes del estómago.

– No pases hambre, porque esa es la mejor receta para comer compulsivamente y romper las dietas. Cuando tenemos apetito nos da, normalmente, por tirar la toalla… ¡y volver a comer!

Si existiera una dieta perfecta que hiciera perder peso sin pasar hambre y de un modo perfectamente saludable y que no causara controversias entre los expertos, ésta la habrían seguido miles de personas en todo el planeta y el resto de dietas ya habrían quedado “aparcadas”. ¿No lo creés así?

Es cierto que existen muchísimas dietas con los nombres de sus inventores, o de alimentos como zumos o frutas, que algunas personas con sobrepeso tratan de utilizar como piedra filosofal para perder kilos definitivamente, y de un modo veloz.
En realidad, en la mayor parte de los casos, y después de haberse restringido de aquellos alimentos que más les gustaban, el peso original se vuelve a recuperar enseguida, en cuanto comemos con normalidad.

¿Qué hemos conseguido, en realidad? Perder agua, estar unos días alimentándonos de nutrientes poco variados y que a menudo “no nos dicen nada”, y recuperando el peso anterior al inicio del régimen con mucha facilidad.

¿Qué recomendamos? Comer de todo lo que sea saludable: no cometas ni excesos ni defectos, hacer deporte, aceptar nuestro metabolismo y estar alegres. Ese es el mejor régimen, ¿Estás de acuerdo?

Te puede interesar

Consejos para debutar en triatlón

Datos útiles para iniciarse en la competencia de tres disciplinas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *