Alimentos ideales para ganar masa muscular

Las dietas no son sólo para bajar de peso. En esta nota, te contamos algunos alimentos que tenés que consumir si ese es tu objetivo.
Muchas personas se quejan de que pasan horas en el gimnasio, entrenan muy duro, pero no ven los resultados que esperan. Y la razón es que seguramente no están llevando a cabo una buena alimentación, que siempre es clave. Porque las dietas no son sólo para bajar de peso: algunas también están destinadas a ganar masa muscular. A continuación te contamos algunos alimentos que tenés que consumir si ese es tu objetivo.

Huevos: son una fuente importantísima de proteínas y vitamina D, además de contener muchos aminoácidos. Hay muchos mitos alrededor de los huevos y el colesterol, pero comer tres huevos cada día no le hará ningún daño a tu salud. Se recomienda hacerlos en aceite de oliva o manteca. También se puede beber tres claras de huevo por las mañanas.

Carne magra: es otro alimento básico que debería ser clave en la dieta, porque aporta proteínas de alta calidad. Vale aclarar que una carne es magra cuando tiene 10% o menos de grasa cada 100 gramos. Y nos brinda muchas proteínas con pocas calorías, por lo cual es buena también para quienes quieren perder peso. Contiene aminoácidos esenciales, vitaminas del grupo B, hierro y zinc.

Pollo: una pechuga de pollo te puede salvar más de una comida. Es súper fácil de preparar y alimenta tu cuerpo con muchas proteínas. Se lo puede preparar al horno, a la plancha o al vapor. Eso sí: hay que sacarle la piel.

Pescado: se recomienda especialmente el atún, que es uno de los que trae más proteínas y Omega 3. Se metaboliza rápido y posee nada menos que 23% de proteínas cada 100 gramos. Lo ideal es comerlo al natural o, si se lo comprar en lata, que no venga con aceites añadidos.

Lácteos como leche y quesos naturales: son muy buenos, porque nos brindan aminoácidos y proteínas que se digieren de manera relativamente lenta. No todos los quesos son iguales. Intentar comer quesos naturales y no procesados.

Arroz integral: si se busca un acompañamiento para las comidas, elegir el arroz integral por sobre el blanco, ya que el integral se quema a un ritmo más lento.

Legumbres: poseen gran cantidad de fibras, ácido fólico, hierro y vitaminas de todo tipo. Si pensamos en, por ejemplo, las lentejas, son fáciles de consumir porque se las puede encontrar en la comida en muchas formas: junto con la ensalada, como hamburguesa, al plato, como sopa crema, etcétera.

Frutas secas y avena: las frutas secas (en especial las nueces y las almendras) traen consigo proteínas y fibras que las convierten en el tentempié perfecto para no excederse entre comidas. Por su lado la avena resulta el mejor de los cereales porque aporta nutrientes y da la sensación de saciedad por más tiempo, además de incluir hierro, fósforo, hidratos de carbono, minerales y oligoelementos. Puede ser una buena opción para tu desayuno.

Te puede interesar

Resveratrol, un poderoso antioxidante natural

Está presente en numerosas plantas y frutos como los maníes, las moras, los arándanos y, …

One comment

  1. Gracias por subir lo que nos hace bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *