Dieta para perder grasa abdominal en cinco días

Esa acumulación de adiposidad se puede deber a diferentes factores: genéticos, hormonales, estrés, sedentarismo o falta de actividad física y alimentación desequilibrada. A continuación menúes que ayudarán a enfrentar el problema.

El exceso de grasa abdominal puede provocar una serie de enfermedades como la hipertensión arterial, la diabetes tipo 2, enfermedades cardiovasculares e, incluso, algunos tipos de cáncer, como el de mama y el de colon. Y esa acumulación de adiposidad se puede deber a diferentes factores, como por ejemplo una predisposición genética, hipotiroidismo, falta de actividad física o sedentarismo, alimentación desequilibrada, utilización de algunos medicamentos, o situaciones de estrés muy elevadas. A continuación te mostramos una dieta que te ayudará a combatir este problema.

Día uno: desayunar una rodaja de pan integral, sola o con muy poca manteca, acompañada de una taza de leche descremada, un huevo cocido y una banana. A media mañana ingerir una manzana y luego almorzar una ensalada fresca con ingredientes naturales, junto a una pequeña porción de carne y una fruta como postre. A media tarde, otra manzana o un licuado de agua (nunca leche). Y para la cena un plato de sopa y una porción de pollo sin piel acompañado de arroz.

Día dos: comenzar con una taza de avena y leche. A media mañana ingerir dos cucharadas de semillas de girasoles. Para el almuerzo, una pechuga de pollo a la plancha con ensalada. A la tarde un licuado de frutos rojos con una cucharada de semillas de girasol, sin azúcar ni edulcorante. Y cenar porotos hervidos junto con pescado y papas salteadas con un chorrito de aceite de oliva.

Día tres: para el desayuno, una taza de cereal con dos cucharadas de semillas de girasol. Almorzar una zanahoria cocinada al vapor con una porción de pollo y, a la tarde, tomar un licuado de ananá con almendras. Agregarle una cucharadita de aceite de coco y hielo a gusto. Para la cena, una taza de hongos salteados en una cucharada de aceite de oliva, dos tazas de espinacas y un trozo de queso.

Día cuatro: comenzar con un huevo hervido completo y uno sin yema, una taza de leche de avena o almendras, y tres cucharadas de semillas de girasol. A media mañana ingerir dos cucharadas de pasas. Almorzar dos tazas de sopa de vegetales y una pechuga sin grasa. Merendar un batido de fresas con leche de almendras, avena o arroz. Y cenar una taza de porotos con pescado a la plancha y una ensalada de hojas verdes.

Día cinco: empezar con media taza de avena, un cuarto de taza de semillas de girasol y un vaso de agua. A media mañana, comer dos ciruelas o una cucharada de pasas de uva. Para el almuerzo, un “permitido”: medio sándwich de pavo, junto con una taza de coliflor o brócoli al vapor. A la hora de la merienda, un batido verde, que se prepara con una taza de espinacas, un poco de apio, una rodaja de ananá y medio limón. Todo en 3/4 litro de agua, con hielo a gusto y sin azúcar. Para la cena, una taza de calabaza salteada o hervida, una pechuga de pollo y ensalada de espinaca.

Por último, recordar eliminar de la dieta todos los alimentos que no aportan nutrientes y sólo te ayudan a ganar peso, como los dulces, quesos, embutidos, fritos, bebidas gaseosas o azucaradas, productos preparados o conservas; grasas saturadas, lácteos enteros y aceites, exceptuando el de oliva.

Te puede interesar

Dieta y entrenamiento para las mujeres que buscan perder grasa

Si bien, no todos los cuerpos son iguales ni necesitan lo mismo, en esta nota …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *