Enfermedades que podés prevenir, curar o controlar sus síntomas con el running

Un listado sobre afecciones importantes. Las mejoras que detectó la ciencia en los que corren.

Siempre se dice que el running es salud, y para ratificar esa frase te contaremos diferentes enfermedades que podés prevenir o curar corriendo.

Depresión: aunque la depresión es vista como el hecho de sentirse triste, melancólico o abatido, hay que diferenciar este tipo de sentimientos transitorios (a causa de algún problema o situación preocupante), de la depresión cómo patología psicológica. Así, desde una visión clínica, podemos decir que la depresión es un trastorno del estado anímico en el cual los sentimientos de tristeza, pérdida, ira o frustración interfieren con la vida diaria durante un período de tiempo prolongado. El tratamiento habitual de la depresión incluye la prescripción de medicamentos antidepresivos de efectividad relativa y efectos secundarios de diferente envergadura. Pero la actividad física podría ser una alternativa de tratamiento económica y que carece de los efectos secundarios de los medicamentos antidepresivos.

A partir de diferentes estudios surgieron resultados positivos en el tratamiento de la depresión (disminuyendo los síntomas) cuando los participantes realizaron actividad aeróbica de moderada intensidad tres veces a la semana. Las actividades físicas más efectivas fueron correr, caminar, bicicleta estática y elíptica.

Cáncer: en una extensa investigación se realizó una revisión de 170 estudios epidemiológicos sobre la relación entre la actividad física y el cáncer. De esa revisión surgieron las siguientes conclusiones: 43 de los 51 estudios dieron resultados positivos (más ejercicio se asoció con un menor número de casos) en lo referente a cáncer de colon; 32 de los 44 estudios produjeron resultados positivos en el caso del cáncer de mama; 15 de 30 estudios obtuvieron resultados positivos en el caso del cáncer de próstata; y nueve de 13 estudios señalaron resultados positivos en el cáncer de endometrio.

Como consecuencia de estos resultados los investigadores señalaron que la disminución en el riesgo de sufrir de cáncer debido al aumento de la actividad física resulta convincente en el cáncer mama y colon; probable para el cáncer de próstata; posible para los cánceres de pulmón y de endometrio, e insuficiente para los cánceres de todos los otros sitios.

Adicciones: cuando uno navega por la web suele encontrar muchísimas historias de que lograron superar adicciones al alcohol y las drogas acompañados de actividad física, como correr. Así que no hay que olvidarse de recurrir al running en esos casos.

Menos enfermedades coronarias: muchos estudios han demostrado que los diuréticos tuvieron resultados más altos en la prevención de muerte por insuficiencia cardíaca que el ejercicio. Pero el ejercicio resultó igual de bueno que los medicamentos para prevenir la muerte por enfermedad de las arterias coronarias.

SIDA: esta enfermedad infecciosa ataca al sistema inmunológico y es provocada por el virus HIV (virus de inmunodeficiencia humana). Aquellas personas que han sido infectadas por el HIV pueden ser portadoras del virus, sin sufrir las consecuencias del SIDA. Pero sí pueden transmitir la infección a otras personas. Aunque el running no cura el SIDA, puede ser una actividad física beneficiosa para aquellas personas que la padecen.

Te puede interesar

Cupos agotados para la Maratón de Mar del Plata

Será el domingo, con 50 corredores de elite.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *