comerdenoche

Los beneficios poco conocidos de comer de noche

Hay diferentes alimentos que pueden ayudar a perder peso si se lo consumen durante horarios nocturnos. Enterate cuáles son.

Es común escuchar decir que para poder perder peso no debemos comer de noche, o al menos no tenemos que hacerlo demasiado tarde. Esta teoría se suele explicar debido a que en ese momento somos menos activos, lo que significa que quemamos menos calorías. Pero esto no es del todo cierto, ya que hay diferentes alimentos que pueden ayudar a perder peso si se lo consumen durante la noche.

Los productos bajos en índice glucémico, por ejemplo, tendrá incidencia directa al otro día, porque nuestro organismo podrá regular mejor el azúcar en la sangre después del desayuno. En este sentido, lo ideal es combinar un carbohidrato bajo en índice glucémico con proteína magra. Los mejores carbohidratos de este tipo son las lentejas; los porotos negros; las batatas; y las hojas verdes. Dentro de las proteínas, las mejores opciones son la pechuga de pollo, la carne vacuna y el salmón.

También nos favorece mucho el consumir carbohidratos por la noche, ya que nos ayudará a controlar el apetito durante todo el día. Y otra cosa que debemos tener en cuenta es que a pesar de que nuestro cuerpo se encuentre dormido, éste no deja de trabajar. Por lo tanto aún en las horas de sueño continuamos realizando la digestión. Así que no hay que tener miedo de incorporar proteínas como leche, queso o yogur a última hora del día, porque incluso eso nos ayudará al crecimiento de nuestros músculos.

Por último, hay que desterrar el mito de que los carbohidratos que se consumen a la noche se almacenan en el cuerpo en forma de grasa. Eso no sólo no es así, sino que incluso se recomienda sumarlos a la dieta, como en el caso de la banana, que es ideal para reponer la energía de los músculos para que éstos estén listos para empezar a entrenar de nuevo al día siguiente.

Te puede interesar

proteinas21

Cómo incorporar proteínas de calidad sin gastar demasiado

Cinco tips para incorporar el nutriente sin morir en el intento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *