[VIDEO] Todo lo que se debe saber sobre el psoas, un músculo desconocido u olvidado que es fundamental para los corredores

Si se encuentra tenso o contracturado, debido a sobreentrenamiento, lesiones, problemas posturales o por estar demasiado tiempo sentados, se puede alterar la biomecánica de la cadera. Normalmente, un psoas disfuncional y la presión que realizaría sobre los nervios cercanos puede hacernos sentir un dolor muy molesto que se puede prolongar desde la parte delantera del muslo, hacia la cadera y llegando hasta la espalda baja. Ejercicios ideales para relajarlo.

El psoas es un músculo que es desconocido u olvidado por la mayoría de los que practican el running, pero que sin embargo es clave para nuestros movimientos. Probablemente, el hecho de estar prácticamente escondido es la principal razón por la cual se lo ignora. Ubicado en la cadera, tiene su punto de origen en la columna vertebral, pasa por delante de la pelvis y se inserta en el fémur.

El psoas está inervado por una serie de nervios importantes, por lo que suele estar implicado en los dolores de nuestra espalda baja, cadera e ingle. Sus principales funciones son flexionar la cadera y colaborar con la rotación interna y externa, lo que permite que el torso gire con una gama más amplia de movimiento, lo que es esencial para cambiar de dirección al correr.

Cuando el psoas se encuentra tenso o contracturado, debido a sobreentrenamiento, lesiones, problemas posturales o por estar demasiado tiempo sentados, se puede alterar la biomecánica de la cadera. Normalmente, un psoas disfuncional y la presión que realizaría sobre los nervios cercanos puede hacernos sentir un dolor muy molesto que se puede prolongar desde la parte delantera del muslo, hacia la cadera y llegando hasta la espalda baja.

Como nadie está exento de sufrir este problema lo recomendable, a modo preventivo, es realizar buenos estiramientos, además de incluir ejercicios de fortalecimiento.

En el siguiente video hay una serie de ejercicios ideales para este importante músculo.

 

Te puede interesar

Así cambia el cuerpo al dejar de consumir harinas

Consumir harinas es algo muy malo para nuestro cuerpo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *