lange

De película: la vida de Santiago Lange, el medallista olímpico que superó un cáncer y compite con un solo pulmón

El regatista argentino coronó su épica con una medalla dorada, el máximo hito en su larga trayectoria olímpica. La vida íntima de una leyenda que pasó de vivir en un barco a superar un cáncer de pulmón.

Una historia de película. Quizás si alguien le hubiera contado que las cosas iban a ser así, no lo hubiera creído. Es que resulta difícil pensar que después de haber pasado un momento de tanta vulnerabilidad, alguien puede llegar tan alto. Pero Santiago Lange lo consiguió.

A los 54 años, Lange acaba de ganar la medalla de oro, al imponerse en la categoría Nacra 17 mixto de vela, en la que compitió con su compañera Cecilia Carranza, en los juegos olímpicos de Rio de Janeiro.

lange2

“Lo que veo en él es el ejemplo de que cuando alguien tiene una pasión, esa pasión la podés hacer todo el día. Nosotros somos los primeros en ir al agua para entrenar y eso es porque él siempre quiere mejorar”, fueron las palabras, cargadas de admiración, que usó Carranza para describir a su compañero.

Aunque esta fue la sexta participación de Lange en un Juego Olímpico, no es la primera medalla que consigue. Ya tenía dos bronces (Atenas 2004 y Pekín 2008) en su poder, pero le faltaba dar un paso más.

Un gran paso más. Lo cierto es que desde el comienzo del torneo en Río de Janeiro, ya se notaba que el deportista podía llegar a la final por el buen desempeño que estaba logrando con su equipo. Pero no es lo mismo imaginárselo que lograrlo.

Sin embargo, no todo fue tan fácil como parece. Un año atrás, muchas personas, incluso él mismo, ponían en duda su participación en la competencia. Es que el deportista se tuvo que enfrentar a una operación de pulmón, después que le hubieran diagnosticado un cáncer.

“Hace un tiempo que me venía enfermando seguido, sobre todo en los viajes, porque por mi trabajo en los barcos de competición voy a Europa como 12 veces al año. Eso motivó que me sometiera a chequeos. Fue cuando los médicos me recomendaron extraer el pulmón que estaba afectado por un tumor”, había contado públicamente Santiago.

La enfermedad no lo detuvo, porque el campeón siguió adelante a pesar de todo lo que le había tocado vivir. Por él, por el agua, por sus hijos, por todo lo que lo hace vivir y ser feliz. A los 25 días de haber sido operado ya estaba entrenando de vuelta. “El único secreto es que amo lo que hago”, atinó a explicar.

Además de haber ganado una medalla, estos juegos ya resultaban muy especiales para él. Por primera vez los comparte con sus hijos Yago y Klaus. “Estos Juegos son muy emocionantes para mí. Nunca lloré tanto como la ceremonia inaugural que compartí con ellos”, explicó al comienzo del torneo.

lange lange1

Cuando finalizó la regata, en la que el equipo argentino terminó en sexto lugar y consiguió la medalla dorada, los dos hijos de Lange llegaron nadando hasta la embarcación para fundirse en un abrazo con su padre.

Te puede interesar

proteinas21

Cómo incorporar proteínas de calidad sin gastar demasiado

Cinco tips para incorporar el nutriente sin morir en el intento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *