Luis Molina: “La vida me premió con estos Juegos Olímpicos ”

El maratonista nos resume sus sueños y esfuerzos desde su Chascomús natal hasta llegar a cumplir su objetivo de competir en Río de Janeiro.

Gustavo Montes / Especial para Más Aire

Luis Molina, nunca se imaginó que un día corriendo por su Chascomús natal, se iba a cruzar con un entrenador que lo iba a llevar a un Juego Olímpico. El próximo 21 de agosto, cuando se corra la Maratón Olímpica, verá su sueño realizado cuando esté parado en la línea de largada.

¿Cómo estás en estos días previos?
Bastante tranquilo. Tal vez estaba mucho más ansioso previo a buscar la marca, el año pasado en la Maratón de Buenos Aires y ahora trato de disfrutar día a día, esperando a competir.

¿Esto lo soñaste desde un principio?
Sí, yo empecé a correr a los 14 años. Y César Roces, mi entrenador, me dijo en aquel momento que yo iba a ser maratonista. Desde entonces, mi sueño fue llegar a un juego olímpico.

Había trascendido una molestia tuya en el pie durante tu entrenamiento en Paipa, ¿qué fue lo que pasó?
Fue una sobrecarga, estoy haciendo kinesiología, mañana y tarde pero por suerte ya me encuentro entrenando normal.

Volvamos a 2002, ¿Cómo conociste a tu entrenador César Roces?
Los padres de Cesar vivían en Chascomús y yo también. Un día ambos estábamos entrenando por la costanera, nos pusimos a charlar y así empecé a entrenar con él.

En 2014 corriste la maratón y no fue tu mejor actuación. ¿Sentiste que fuiste atacado en ese momento por varios medios del mundo del running?
Sí, en ese momento sentí algunos comentarios y leí unas cosas que fueron feas. Creo que había tenido un buen año. Había sido campeón argentino de 10.000 metros. Competí poco, entrené mucho, le dedique mí tiempo a eso exclusivamente. Pero bueno, no todas las carreras son iguales: ese fue un mal día. Entrené de la misma forma que lo hice en 2015, donde todo nos salió bien, pero en 2014, no. De todo se aprende… Un año después volví a esa carrera y fue la que me puso en los Juegos.

¿Qué recomendación le podes dar a aquellos chicos que recién empiezan y tienen el sueño de competir en los Juegos Olímpicos?
Hay que estar convencido y creer que siempre se puede llegar a lo que uno quiere. En algún momento la vida siempre te premia.

¿Qué expectativa tenés en Río? ¿Pensás que va ser una carrera táctica?
Sí, creo que el que salga rápido lo va a pagar en los últimos kilómetros. Por eso mi idea es correr junto a Mariano Mastromarino; correr desde atrás, ser un poco más cauteloso y una vez que pasemos el kilómetro 30, si se puede, empezar a correr cada vez más rápido.

¿Cuando vuelvas de los Juegos tenés algún objetivo en mente para cerrar el año?
Sí, seguramente estaré presente en Valencia, el 20 de noviembre. Dónde buscaré la marca para participar del Mundial de Atletismo en agosto de 2017, que será en Londres, así que voy a poner todas mis fichas en eso.

Te puede interesar

¿Qué es un IRONMAN?

Se la considera como la prueba más dura del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *