La más joven y el más veterano a #Río2016

Bernard Lagat ha hecho historia en los estadounidenses al convertirse en el corredor más veterano de Estados Unidos que obtiene pasaporte olímpico. Por otra parte, Sydney McLaughlin obtuvo el boleto para los 400mt con vallas con tan solo 16 años.

Los extremos marcaron los Trials de Estados Unidos de 2016. Si sorprende ver a Bernard Lagat con 41 años dominar la prueba de los 5.000mt, también lo es la presencia de Sydney McLaughlin, que con 16 años ganó el billete para los Juegos Olímpicos en los 400mt con vallas.

McLaughlin tuvo que batir el récord del mundo junior por 25 centésimas (54s15) para conseguir la tercera plaza que clasificaba para Río, cita que acontecerá una semana después de que cumpla los 17. Es la atleta más joven en clasificarse para los Juegos Olímpicos desde 1972. Su capacidad de progresión es formidable. Hace dos años, con sólo 14, ya corría en 55s63, un tiempo con el que podía batir a casi todas las chicas de su edad en los 400 llanos.

Cuenta ESPN, que la chica se vio desbordada a comienzos de semana. “No quiero estar aquí. No pertenezco a este mundo”, dijo cuando se vio rodeada de toda la constelación de estrellas de la pista como Gatlin, Allison Felix y compañía. A regañadientes se convenció de su momento había llegado, aunque aún tuvo que pasar el trago de la primera carrera.

En la pista de Eugene, uno de los santuarios del atletismo estadounidense, se agolparon más de 22.000 entusiastas en las gradas. McLaughlin, cara de cría, alta (1,75), longilínea, era un manojo de nervios. “Nunca había corrido ante tanta gente”, reconoció.

Hizo 55.46 y se centró. Se vio rápida frente al resto de mujeres que compitieron en una prueba que siempre se caracterizó por la madurez. Dalilah Muhammad, que lideró al trío olímpico, tiene 26 años, diez más que ella.

La final demostró todo su talento. La tercera plaza le permitirá disfrutar de un sueño. Pero antes optó por saborear un cheeseburger, papas fritas y un buen postre como premio. Se lo había ganado.

A sus 41 años, Bernard Lagat ha hecho historia en los trials (clasificatorios para los Juegos) estadounidenses al convertirse en el corredor más veterano de Estados Unidos que obtiene pasaporte olímpico. Este atleta, keniano de nacimiento pero norteamericano a todos los efectos desde 2005, se impuso en la final de los 5.000 metros con una marca de 13’35”50. Una asombrosa última vuelta –52.82 segundos– le permitió remontar desde la sexta hasta la primera posición y hacerse con el billete para los que serán sus quintos Juegos Olímpicos.

“Estaban diciendo que estaba acabado, que no podría conseguir la clasificación y eso no me parecía correcto”, reconoció Lagat al final de la competencia. Lo cierto es que el mediofondista se había quedado fuera del equipo que viajó a los Mundiales de Pekín 2015 tras una muy mala actuación en los clasificatorios. Su ausencia en el Prefontaine Classic y su renuncia a disputar el 10.000 en estos trials habían hecho pensar que el atleta estaba ya lejos de su mejor forma, pero el sábado en Eugene (Oregon) demostró lo contrario.

En Río, Lagat superará en veteranía a Johnny Kelley, que participó en la maratón olímpica de 1946 unos meses antes de cumplir los 41 años.

Te puede interesar

Cómo influyen los juanetes en la forma de correr

Una de las alteraciones en los pies más frecuentes en las mujeres son los famosos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *