El ejercicio físico ayuda al buen funcionamiento del cerebro

El motivo es que se liberan serotoninas y otras sustancias beneficiosas para las conexiones neuronales, lo que disminuye el riesgo de tener enfermedades cerebrovasculares.
Según la opinión de distintos especialistas, el realizar ejercicio físico contribuye al buen funcionamiento del cerebro y previene el deterioro cognitivo y la demencia. El motivo es que se liberan serotoninas y otras sustancias beneficiosas para las conexiones neuronales, lo que disminuye el riesgo de tener enfermedades cerebrovasculares.

“Hay muchas maneras de prevenir el deterioro cognitivo normal -aquel esperable con la edad-, y también el patológico. Se suele hablar de cinco factores protectores del cerebro: el ejercicio físico; el entrenamiento cognitivo; una vida social activa; una dieta sana; y cuidar el estado de ánimo y evitar situaciones de estrés”, explicó la neuropsicóloga Carolina Zeballos.

En el mismo sentido se expresó Galeno Rojas, miembro de la Sociedad Argentina de Neurología: “En nuestro cerebro hay vasos sanguíneos, y el ejercicio previene el daño cerebrovascular de la misma manera que beneficia nuestro sistema circulatorio. Y si realizamos actividad al menos dos veces por semana nos estaremos protegiendo de la posibilidad de sufrir una demencia a futuro”.

Los profesionales recomiendan hacer entre 20 y 30 minutos diarios de una actividad aeróbica, como caminar o nadar, ya que el ejercicio libera sustancias que son buenas para las conexiones cerebrales, como las ya nombradas serotoninas, y hormonas que generan estados de ánimo placenteros, como las endorfinas.

Otro factor protector del cerebro son los ejercicios mentales. En esta categoría se pueden incluir actividades como aprender un idioma o hacer juegos relacionados con el lenguaje. “Como todo órgano, si no se usa se atrofia. Las funciones cognitivas deben ser estimuladas, y en este sentido son buenos algunos juegos como el ajedrez, las damas o el sudoku, así como en el tratamiento de personas con fallas de memoria se incluyen juegos de memoria”, comentó Zeballos, quien trabaja en el Instituto de Neurología Cognitiva (Ineco).

En cuanto a la posibilidad de entrenar el cerebro, Rojas apuntó que meditar, leer y realizar actividades musicales como cantar, tocar instrumentos o bailar también disminuyen el riesgo de tener demencia. “Aunque no hay grandes estudios que lo sustenten, en la práctica clínica se ve que las personas activas están mejor cognitivamente. El abordaje del deterioro cognitivo debe ser una política de Estado, para que haya un mayor impulso y estudios que analicen los tratamientos no farmacológicos”, consideró. Y recordó que tanto el cigarrillo como el consumo excesivo de alcohol son causas de demencia y factores de alzheimer y enfermedades cerebrovasculares.

Zeballos, por su parte, remarcó la importancia de “hacer cosas que nos gusten, y llevar una vida social y cultural activa, ya que el retraimiento o el aislamiento social no es bueno para nuestro cerebro”. A todas las opiniones de estos especialistas hay que agregar la importancia que tiene la buena alimentación, ya que el déficit de nutrientes como las vitaminas B3, B6 y B12, el ácido fólico y el omega 3 causa pérdida de memoria, deterioro que se resuelve reponiéndolos.

Te puede interesar

¿Qué es un IRONMAN?

Se la considera como la prueba más dura del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *