Zapatillas, un tema de estado…

Hay que saber el tipo de pisada. Para eso hay que observar el desgaste de la suela, mirar las huellas que dejan los pies mojados o hacer un test. Conocer esos datos es fundamental para elegir el calzado adecuado. Todo lo que hay que saber, en esta nota.

Gustavo Montes / Especial para Más Aire

En la práctica deportiva resulta muy importante saber cuál es el tipo de pisada del corredor. Para determinarlo, existen varios sistemas. Observar el desgaste de la suela de las zapatillas, mirar las huellas que dejan los pies mojados o realizar un análisis de la pisada, son algunos de los mecanismos que permiten conocer el tipo de arco de cada persona. Conocer esta información es fundamental para elegir las zapatillas adecuadas que mejor se adapten al tipo de pisada del corredor, que puede ser pronadora o supinadora.

DATO IMPORTANTE: Cuando corremos, el peso generado por el impacto contra el piso es de 3.4 nuestro peso en cada pie. Es decir, para alguien que pesa 70kg su pie recibirá 238kg en un solo paso…

Tipos de pisada según la pronación

Durante la marcha o la carrera, en lo que respecta a los pies, existen tres fases:
1) Impacto: el talón choca con el suelo.
2) Apoyo: la planta del pie entra en contacto con el suelo.
3) Impulso: los dedos del pie provocan el desplazamiento.

Dependiendo de la inclinación del pie en la fase de apoyo, se distinguen tres tipos de pisadas:

Pisada pronadora: el pie se inclina hacia el interior (pronación). Este tipo de pisada aproximadamente se da en un 45% de los corredores y provoca el desgaste de la suela en la parte externa del talón y en la parte interna delantera.

Pisada universal o neutra: no se produce ninguna inclinación sino que el pie sigue un eje de desplazamiento lineal. Se da aproximadamente en el 50% de los corredores y genera el desgaste de la suela en la parte central-externa del talón y en la parte central delantera.

Pisada supinadora: el pie se inclina hacia el exterior (supinación). Este tipo de pisada sólo se da en un 5% de los corredores, y provoca el desgaste de la suela en la parte externa del talón y en la parte externa delantera.

Consejo: Comprar las zapatillas en un negocio especializado en deporte, y en lo posible, en running. Lo importante es no guiarse por lo estético del calzado, sino en prestar atención a sus prestaciones. Otro dato: la mejor hora para ir a comprar calzado deportivo, es por la tarde o luego de haber entrenado. Durante las mañanas el pie está descansado y más “chico”.

Acertar con el talle es fácil. Aquí un secreto para conseguirlo: debe quedar el espacio del dedo gordo de la mano, entre la zapatilla y el dedo gordo del pie. ¡Que no decaiga!

Te puede interesar

Adidas apuesta a una línea exclusiva para las mujeres

La marca de las tres tiras lanzó la línea Statement Collection.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *