Correr versus el enemigo interior

Cómo influyen los pensamientos negativos en el rendimiento de los corredores y qué recursos implementar para poder manejarlos.

Gustavo Montes / Especial para Más Aire

“Los pensamientos negativos viven dentro de las personas. Lo importante es no luchar contra esas emociones, hay que aceptarlas, permitir que vengan y se vayan, pero nunca es recomendable luchar contra ellas. No funciona combatir los pensamientos negativos porque de esa manera se les aporta más atención”, sostiene la Dra. Carla D’Aiello, especialista en Psicología Clínica y deportiva (New York University/Langone Medical School )

“Antes de una carrera la persona está ansiosa, asustada, tiene miedo… todo esto sucederá y lo importante es aceptarla venida de esos sentimientos y aprender cómo reaccionar cuándo esos pensamientos afloren –continúa la psicóloga-Es importante saber cómo reaccionar cuando el miedo aparece, y no permitir que el miedo lleve a la persona a sentirme paralizado”, agrega.

Seguramente muchas personas sentirán miedo antes de comenzar una carrera, pero no deben dejar que esa emoción los paralice. Como consejo, hay que reemplazar rápidamente esa emoción con afirmaciones positivas. “Se recomiendan hacer ejercicios de visualización,son sumamente poderosos porque tienen mucho impacto en la mente del corredor y pueden reemplazar esa emoción negativa instantáneamente. En el instante previo a la largada, las emociones comienzan a sobrepasar al atleta (música de fondo, conteo final, pulsaciones aceleradas…), pero es importante que el corredor no se aparte de su objetivo”, aconseja la profesional, quien además es columnista de Factor Running.

También asegura: “Miedo, ansiedad, podré lograr el objetivo o no,me deshidrataré al correr… Son algunos de los pensamientos negativos que afloran antes de correr, al mejor estilo pánico escénico, y que muchas veces llevan al corredor a no largar una carrera, o bajarse de la misma el día anterior. Todo esto sucede porque se imaginan una seguidilla de situaciones negativas que los lleva a suponer que no podrán cumplir el objetivo que se trazaron.Pero lo real es que efectivamente están preparados físicamente para el desafío, pero no se prepararon mentalmente lo suficiente para tener la fortaleza de combatir esa ansiedad y salir a correr”.

Lo recomendable, según la psicóloga, es entrenar también el momento previo a la largada. Una semana antes de la carrera hay que imaginarse bajo el arco de meta. Por ejemplo: A las 8AM cuando esté en la previa de la carrera voy a entrar en calor, respirar profundo, voy a visualizar la carrera y mantenerme en calma –algo difícil porque en el contexto de la carrera pasan muchas cosas y es difícil encontrar tranquilidad-, pero lo importante es que no “compres” ese momento, que no te salgas de tu “guion” y logres focalizarte en lo que planeaste para ese objetivo. ¡Que no decaiga!

Te puede interesar

¿Qué es un IRONMAN?

Se la considera como la prueba más dura del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *